Nathanakl Amah

  • Es admitido que el miedo de la victoria que hace la mano temblar en el momento de la recolección, es debido a esta impresión de soledad frente a nosotros mismos en el momento fatídico.
    La fe en nuestra capacidad para ganar o para superar, a veces depende de la paradoja creada por nuestro conocimiento de la posibilidad de un fallo potencial que no se ha registrado en la lista de los riesgos que hemos inventariados.
    A través de esta historia del acoso sexual, que se inició en París y terminó en Moscú, el autor intento un enfoque para analizar por qué, podemos ser llevado a reconsiderar nuestras ambiciones, frente a la inminencia del éxito.
    ¿En su opinión, Geraldine, Carlos Edwards, ellos tienen razón a renunciar?

empty