Science Marxiste

  • «A veces se ha reflexionado poco sobre el hecho de que los mismos hechos que aturden y abaten a ciertas corrientes políticas educan y curten a otras. Es una enseñanza de la concepción materialista de la política». (A. Cervetto, 1988) Creemos que esta reflexión representa mejor el espíritu de este libro, Su política y la nuestra. Como ya hizo La tarea inédita, que recogía textos publicados entre 1996 y 2006, este nuevo volumen recoge intervenciones de los últimos catorce años, de 2007 a 2020, todas escritas en relación a batallas políticas o momentos de la vida de partido. De ahí su particular valor, la atención sistemática a la traducción práctica de las reflexiones teóricas y los análisis políticos generales.
    Todo esto está ligado a otro rasgo común de los artículos de este libro: abren y cierran con dos grandes crisis - lo que hemos denominado la crisis de las relaciones globales que comenzó en 2007 y precisamente la actual crisis de la pandemia secular - y están marcados por tensiones y crisis parciales entre las potencias, que marcan los «tiempos borrascosos» de la nueva fase estratégica.
    No es casual, entonces, que otro hilo conductor de las intervenciones recogidas en este volumen sea la batalla organizativa, que es el terreno real sobre el que se puede asegurar, preservar y, por tanto, transmitir todo resultado. Esto plantea un último aspecto, que es la atención a una nueva generación, que ha sido arrastrada a la política precisamente en las crisis y convulsiones de los últimos quince años.

  • La crisis en Oriente Medio ha puesto en acción a los difusores del miedo. El miedo construido por el "terrorismo reaccionario", el instrumento enloquecido de las burguesías de Oriente Medio, que no tiene escrúpulos en matar a trabajadores inermes y propagar fanatismo y odio racial. Y los miedos agitados en respuesta en Europa y en Occidente: por los cálculos electoralistas del populismo xenófobo, por la posibilidad de experimentar con las ideologías de masas, desde el europeísmo imperialista, desde la "Fortaleza Europa", a los mitos revisitados del choque de civilizaciones.

  • En el texto está reordenada la elaboración de una década, entre el viejo y el nuevo siglo, alrededor de los problemas de la lucha por la organización de clase, y la «tarea inédita» que allí se reclama es precisamente es la de implantación, en as condiciones actuales de la madurez imperialista, de un partido revolucionario basado en el modelo bolchevique. Al repasar los artículos veremos que se han recorrido las etapas de la batalla política fundamental en esta fase del ciclo para acreditar una fuerza organizada leninista en el corazón del imperialismo europeo. Y la manera en que las cuestiones de la lucha por el partido son afrontadas en relación a las tendencias fundamentales de la contienda mundial y a los acontecimientos cruciales que la política internacional ha tenido que afrontar.
    La «historia práctica» del partido durante el período posterior a la Segunda Guerra Mundial no ha nacido de la nada. Está basada en las generaciones del marxismo y en la restauración del ¿Qué hacer? y del Imperialismo, y constituye la verificación de una experiencia anterior. La «historia práctica» de Lenin y del partido bolchevique, antes de que la URSS del capitalismo de Estado y de la contrarrevolución estalinista desviase y desnaturalizase su sentido.
    Sobre todo, hablar de «práctica» significa hablar de lucha política revolucionaria y esta propia lucha es la que ha proporcionado un valor general a los instrumentos de la batalla. No es una casualidad si la burguesía se reserva todas las armas, incluso las más extremistas, de la centralización política, hasta el estado de emergencia y la movilización bélica. No obstante, siempre se ha servido de la ideología democrática precisamente para atacar al centralismo, la disciplina y la capacidad de la acción colectiva que son propios del modelo bolchevique. Y en este sentido la práctica ha proporcionado su respuesta: reflexionar sobre el partido significa analizar el resultado de una batalla política de largo alcance realizada sobre varias generaciones. Y esta batalla es la que ha resuelto el enigma de la «tarea inédita».

  • Recueil d'articles parus dans "Lotta comunista" entre 1981 et 1984.

  • Este tercer volumen de la historia de Lotta Comunista afronta las tres décadas que transcurren entre 1965 y 1995, y es la historia de los combates que han conducido verdaderamente a implantar una organización sobre el «modelo bolchevique».
    En primer lugar, se trata de las batallas que han aferrado las contradicciones internacionales del imperialismo: las guerras de la descolonización y del ascenso de las nuevas potencias, como el conflicto vietnamita, las guerras árabe-israelíes de 1967 y 1973 y el enfrentamiento ruso-chino en los años Sesenta. Además, los conflictos que han resquebrajado la estructura de Yalta y después marcado su disolución: la invasión de Checoslovaquia y los tanques en Praga en 1968, la crisis de reestructuración de 1974-75 que ha mutado las relaciones de fuerza entre las potencias, la invasión de Afganistán, la crisis polaca y el comienzo de la «nueva contienda».
    Ligadas a estas, otras batallas centradas sobre las contradicciones del desarrollo italiano, bajo la presión de los factores internacio-nales condicionantes. La intervención en la crisis del sistema escolar y en las luchas de la espontaneidad tradeunionista a finales de los años Sesenta; las batallas de la segunda mitad de los años Ochenta para reencontrar en la mutación italiana, en las nuevas estratificaciones salariales de los técnicos productores y en las nuevas generaciones de la escolarización de masas, las bases objetivas para el reclutamiento de la tercera generación de Lotta Comunista.
    Quien atraviese hoy el umbral de un círculo obrero se encontrará con militantes jóvenes y menos jóvenes, todos ocupados en diferentes actividades: la reunión del núcleo de fábrica, las invitaciones para la conferencia del curso de marxismo, el «voluntariado comunista» para la difusión del periódico, la visita a los suscriptores y la suscripción para la autofinanciación, la relación de estudio y profundización y las corvée para la limpieza de los locales. Para resumir en una expresión el «factor moral» de estas actividades de los círculos, podríamos hablar de un buen humor ocupado.
    Cuatro generaciones en un partido no habrían sido posibles sin la teoría, la ciencia y la organización pero tampoco sin la pasión de participar en esta empresa colectiva.
    El espíritu verdaderamente humano es el motor de la pasión política. Precisamente, «el gusto por comprender, el gusto por batirse».

  • Este volumen es la continuación de la historia de Lotta Comunista que habíamos emprendido con el primer volumen sobre el Grupo originario, entre 1943 y 1952. A mediados de los años Cincuenta, la crisis del estalinismo llevó a los GAAP a dialogar con el grupo Azione Comunista. No obstante, la mayor parte de los efectivos terminó por volver al PCI o en la pasividad. Un pelotón restringido, con Arrigo Cervetto y Lorenzo Parodi, preserva su independencia política y da nacimiento a Lotta Comunista en 1965. Entre miles de adversidades y algunos errores, se restableció una continuidad con la ciencia revolucionaria de Marx y de Lenin

  • ¿Qué entendemos con «nueva fase estratégica»? Las síntesis científicas con las cuales se intenta interpretar o describir la realidad son instrumentos de análisis y armas para la batalla política. En estos diez años es innegable que el rasgo fundamental de la contienda ha sido determinado por China, en la relación entre su ascenso imperialista y el declive del área atlántica. El signo estratégico de la crisis es el de haber destacado y acelerado la mutación de las relaciones de fuerza.

  • A partir de la experiencia de la fábrica, de la guerra, de la lucha partisana en el Norte de Italia, un grupo de obreros se cimienta en la construcción de un partido de clase. Los problemas son muchos y las condiciones difíciles. Había muchas nieblas en Europa y en el mundo en aquellos años. Dominaban la ideología de la guerra fría y el mito de la URSS estalinista disfrazado como baluarte del socialismo mundial. La idea de un imperialismo unitario", la bandera de la lucha internacionalista tanto contra Washington como contra Moscú y su capitalismo de Estado fue la elección que aseguró la independencia política a aquella reducida "patrulla". Pero Washington y Moscú no eran las únicas capitales del imperialismo. En Asia el desarrollo capitalista hervía de contradicciones y también estaban Londres, Paris, Bonn y Roma. Haber hecho bien las cuentas con las fuerzas que actuaban en aquel entonces permitió a aquellos obreros de no ser instrumento de la luchas de otros y de volver a construir una fuerte organización para la defensa de los trabajadores. Reflexionar hoy sobre aquellos resultados es útil. Los últimos años han sido los peores desde la transición como evolución de los sueldos en España. Sería necesaria y consideramos también posible una mejor defensa. Y Hay que hacer bien las cuentas con las fuerzas del mercado mundial, con Europa, Berlín, Bruselas y Fránkfurt".

  • El presente trabajo, que agrupa una serie de artículos publicados en 1964, pretende esclarecer las líneas fundamentales de la concepción leninista del Partido.
    No nos hemos limitado, por lo tanto, a una lectura del texto que generalmente es considerado la base de esta concepción, el «¿Qué hacer?» de 1902. Hemos buscado en los escritos anteriores y posteriores de Lenin todos aquellos elementos teóricos y políticos que podían, por una parte, permitir la reconstrucción del método marxista que está en la base de la elaboración de la concepción organizadora y que indicaban, por otra, el desarrollo mismo de la práctica organizativa bolchevique.
    En el concepto de formación económico-social, que metodológicamente es utilizado por Lenin para la restauración del marxismo en la lucha de finales de siglo, encontramos los criterios científicos que permitirán el paso del análisis científico a la lucha política. La concepción leninista del Partido surge, por lo tanto, como necesidad histórica del análisis marxista en la evolución de las luchas de clase. Experimenta un ulterior desarrollo en el análisis de las huelgas y de las formas embrionarias de la lucha obrera.
    Desde el concepto de formación económico-social a la lucha obrera, a la estrategia del proletariado en el curso de la lucha de clases a escala mundial, se desarrollan las partes constituyentes de la concepción del Partido revolucionario en Lenin. Sólo en este conjunto orgánico de problemas puede ser reconstruida y estudiada, superando las esquematizaciones mistificadoras y las simplificaciones superficiales.
    Como toda concepción científica, la teoría leninista del Partido revolucionario de la clase obrera requiere un estudio global que abarque todos los componentes y que no se limite a la práctica apologética o denigratoria de la cita de pasajes aislados.
    La necesidad de afrontar el problema del Partido revolucionario estudiando seriamente a Lenin es hoy más actual que nunca. La construcción del Partido leninista encuentra en su camino este paso obligado.

empty